El cartón es mi material de exploración creativa.

En él encuentro la sencillez y la elegancia que busco, por su delicada y a la vez firme capacidad de dejarse manipular. Me recuerda a la grandeza de la Alhambra, donde el yeso es protagonista de la materialización de muchas de sus maravillas. Dejando claro, a mi mirada, que el valor del arte está en la historia que nos cuentan sus paredes, en la resonancia que experimentamos ante su presencia. Entonces el material nos conmueve aún mas si cabe.