El viaje es la forma en la que entiendo la Vida.

 

Todo viaje implica un recorrido, compuesto de la suma de muchos caminos entrelazados.

 

Caminos que son dados o que requieren ser explorados,

y caminos que fueron olvidados.

 

Caminos que siguen presentes,

recordándonos la necesidad de continuar avanzando.

Caminos externos y caminos internos.

Buscando el Norte.

La asamblea de los pájaros, pieza inspirada en el libro “el Lenguaje de los Pájaros” de Farid Uddin Attar, místico y maestro persa del siglo XII, que describe preciosa y detalladamente las particularidades esenciales de la naturaleza humana. Mediante la historia de unos pájaros que son invitados a viajar, describe minuciosamente cómo cada uno de ellos responde a la propuesta, y nos va enseñando la importancia de emprender el viaje a pesar de las dificultades y resistencias. Con esta pieza, que ahora está en Moscú en un espacio de oración, he homenajeado a la existencia de la Vida y de los maestros que nos ayudan a vivirla, señalándonos amorosamente los caminos. Y así con paciencia, intuitivamente, traduje un pequeño grabado que compré en un mercadillo en un icono.

El soplo del Compasivo

Ángel de la Guarda.

Autorretrato

El Verso del Trono

 

La caligrafía cúfica tiene y contiene todo aquello que anhelo. Pureza en su sencillez y profundidad en su resonancia.

Este poema dice:

Dios, no hay Dios sino Él.

El Viviente,

El Sostenedor.

El cansancio no Le abruma, ni el sueño.

Todo lo que los cielos

y la tierra contienen

Le pertenece.

¿Quién puede interceder ante Él sin Su permiso?

Él conoce lo que está ante ellos

y lo que está detrás,

mientras que ellos no entienden

de Su conocimiento

sino lo que Él permite.

Su trono engloba

los cielos y la tierra

y su mantenimiento

no Le cansa.

Él es el Sublime,

el Infinito.

El Jardín del Paraíso

 

El jardín del Paraíso está representado en esta imagen tradicional como un valle rodeado de siete montañas que representan los siete cielos, donde manan los ríos de miel inagotablemente.

El icono, como referente de un camino de potencialidades ancestrales, es mi elección pictórica. Imagen y oración , mirada y silencio que invitan al observador a contemplarse a si mismo.

1/9

Dibujar...

Sin duda, una pasión abandonada en mi vida es el dibujo. Con él aprendí a mirar desde lugares del alma que no sabía que tenia.

apuntes sobre el cuerpo humano

pigmento con cola

dibujar con ceras

óleo

bocetos

La fotografía...

Una herramienta que me llevó al enamoramiento de la sombra proyectada… del color y la luz, de las formas y el espacio... un encuentro donde bucear hasta siempre.